¿Tú, controlas tu mente o ella te controla a ti?

Actualizado: abr 18

Muchas veces hemos leído cuan beneficioso o no, puede significar el “controlar” nuestros pensamientos, la forma en que trabaja nuestro inconsciente en el día a día. Y es que siendo conscientes de ellos podemos definirnos como seres libres o esclavizados, por el contrario.


¿Qué se entiende por “mente”? Se define como el conjunto de procesos que realizan las células cerebrales (neuronas), las cuales se manifiestan en forma de pensamientos. La base de nuestras palabras, actitudes y acciones está en el pensamiento y como una semilla, cada uno produce su propia flor y da su propio fruto. Los pensamientos pueden ser constructivos o destructivos, positivos o negativos, amorosos o rencorosos.

Es con el pensamiento que generas emociones, que fisiológicamente crean una experiencia en tu interior, por lo que aquello que pensamos es lo que determina aquello que vivimos. Y de ahí la pregunta clave: ¿controlas tu mente o ella te controla a ti?

Y por consiguiente: ¿cómo es que podemos controlarlos? Y para mi la respuesta se basa en tres importantes puntos:


  1. Ser conscientes de ello.

  2. Adoptar la fuerza de voluntad necesaria para afrontarlos.

  3. Determinar el punto de partida y generar el rotundo giro hacia lo positivo.

En mi vida entera, si bien siempre fui capaz de afrontar las diversidades, nunca pude liberarme del todo de los malos pensamientos. Soy una persona que siempre está imaginando, creando situaciones — positivas y negativas — lo cual me ha ayudado a enfocarme y lograr objetivos pero también a atraer cosas que definitivamente no me beneficiaron en lo absoluto y ahí tengo un claro ejemplo para presentarles de como lo que pensamos, puede ayudarnos o destruirnos. Desde antes de comenzar una vida lejos de casa, los pensamientos positivos no faltaron en mí: desde que despertaba y hasta que me dormía, en mi cabeza solo había imágenes mías recorriendo el mundo y haciendo lo que me gustaba hacer. Me visualizaba exitosa, feliz y realizada. Un tiempo después, así mismo me encontraba: viviendo el sueño que por muchos años había visualizado. Y ojo, ahí tienen otro dato no menos curioso: si hay cosas a las que llamas “sueños”, tienes que ser capaz de visualizarlas como realidad. De otro modo, mejor no lo llames así y deja eso para algo que de verdad quieras lograr, porque créeme que algo que realmente quieras, tarde o temprano lo tendrás.


Ahora bien, vamos a los pensamientos más cercanos y más comunes que son los negativos. Me dirán, ¿los más comunes? Si, así como lo leen. Los pensamientos negativos son los mas cercanos a nosotros por la simple razón de que son los mas fáciles de tener. El mundo en el que vivimos y la vida para la cual hemos sido criados, a toda hora nos enseña que las cosas mas rápidas y fáciles son lo mejor. O a caso no les suenan las frases como; “el tiempo es oro”; “no esperes eso que hay miles más jóvenes y preparados que vos”; “si todos hacen eso, vos también deberías”, etcétera, etcétera. Sino también hagan una pausa y observen que porcentaje de empleados y emprendedores hay. Seguramente el de empleados — personas que trabajan para otros donando su tiempo completo — sea muchísimo mayor debido a que lo que nos es inculcado desde pequeños es llegar a la universidad, obtener un título — de lo que sea — y encontrar un buen empleo. Un buen empleo definido como: un escritorio o similar, situado en un gran edificio, que nos permit utilizar un día a la semana a nuestro antojo — en el mejor de los casos día y medio — y con un sueldo fijo todos los meses, cosa de estar “seguros” y no perder el tiempo arriesgando a lo desconocido.


Con esto quiero decir que gracias a lo que nos rodea, nos dedicamos a minimizar nuestras capacidades, nuestro poder para ser y hacer lo que queramos. Entonces como una cadena y ante lo desconocido, siempre ponemos por delante el NO: NO puedo; NO es para mi; NO, NO, NO. Y es así como funcionan las grandes masas, dejando unos pocos lugares para el que antes de decir nada, dice SI: SI puedo; SI quiero; SI lo merezco.




  • Instagram Por el mundo voyages
  • Instagram Inna the explorer
  • Facebook Inna the explorer
  • Youtube Por el mundo Voyages
  • Tiktok Por el mundo Voyages
  • Tiktok Inna the explorer
  • Noir Twitter Icon

©2019 by Por el mundo Voyages in collaboration with Inna the explorer