VIVIR EN EL EXTRANJERO

Actualizado: abr 17

El día que compré mi pasaje, ese tan añorado día, fui la persona mas decidida y feliz del planeta.

Llena de miedos claro está, pero con la certeza de que era el camino correcto. Por fin estaba haciendo lo que yo quería y como yo lo quería.



El pasaje entonces tuvo como destino Buenos Aires - Argentina. Allí me estarían esperando miles audiciones, nuevas oportunidades laborales, personas que conocer y amigos que hacer. También nuevas desilusiones y retos a superar.

Entonces tomé mi barco y partí hacia mi destino.


Al llegar a Buenos Aires me dirigí al hostel que había reservado y me quedé algunas noches. Siempre que emigramos, es bueno contar con un lugar al cual llegar aunque no tengamos claro la cantidad de días que vamos a estar. Hay muy buenos hostels que cuentan con servicio de desayuno incluido en el precio de la noche; también lo que ahora es muy conocido como Airbnb o la renta de habitaciones en casas compartidas. Más adelante les dejaré cada enlace para que tengan acceso a lo sitios donde poder quedarse.

Mi habitación era privada con baño incluido. Allí pasé dos noches y luego me cambié a una habitación de diez camas, ya que la estancia sería más larga de lo planeado y no contaba con suficiente capital para mantener la privacidad todos los días que allí estaría.

Empezaron las complicaciones porque al ser compartida con tantas personas, no todas las noches eran las mismas personas.

Tenía mis cosas personales en una caja bajo llave y las que no cabían, en la maleta. El baño era compartido con el resto del hostel así como también la cocina y una pequeña sala de estar. Como en todo lugar, no faltó el personaje que cantaba mientras cocinaba en pijama; los que se reunían a chusmear y se callaban cada que entraba alguien, el que siempre estaba frente al computador común, etc.


Para ese comienzo, venía conmigo una persona que había sido compañera de facultad en Montevideo y que vivía una situación muy similar a la mía y que por cuestiones de miedo a de no saber con que me iba a encontrar, la invité a que viniera conmigo. GRAVE ERROR.

Jamás de los jamases inviten a nadie consigo por miedo. El miedo es algo que nosotros mismos nos imponemos y por el cual muchas personas no hacen lo que quieren hacer en esta vida. Pero es solo eso, una imposición meramente nuestra la cual podemos desechar con solo pensar en positivo y confiar en nosotros mismos. Hagan las cosas solos. No sumen gente por sumar porque a veces lo único que hacen es restar. De todo se aprende, ojo... y nada en la vida PASA porque sí, pero si van a dar un paso importante en sus vidas y se sienten solos, siempre recuerden que nosotros mismos somos nuestra mejor compañía, por ende no necesitamos de nadie más.



Al día siguiente comenzó mi búsqueda laboral. En BsAs hay muchísimos inmigrantes que llegan cada año en busca de una vida mejor, por ende así también existen muchas trampas y cosas que nunca querrás conocer.

Yo lo que hice fue imprimir varios currículums y empezar a caminar. Todo lo que eran shoppings y empresas de renombre sin el DNI no me aceptaban, pero en otros lugares como clubes nocturnos, de pronto sí. La vida nocturna en Bs.As es muy diversa y allí encuentras de todo.


Existe lo que en varios países se conoce como presencia. Son chicas/os que trabajan como imagen para un lugar; puede ser un bar, un boliche o antro, restaurante, gimnasio, etc. Entonces yo trabajaba alguna noche como imagen y en el día lo hacía también pero en un gym, que si bien no me pagaba en efectivo, me ahorraba de pagar la cuota cada mes.

Para empezar, entre eso y ahorros podía pagar el alquiler y comer. Y cada día lo comenzaba así: me levantaba, me aprontaba y salía a caminar con mis auriculares. Mientras escuchaba cada una de esas canciones, yo soñaba. Me imaginaba gloriosa, reluciente y feliz. En mis sueños despierta, siempre salía corriendo de una audicición y con un papel en la mano, gritando que había sido seleccionada. Esas eran las imágenes que cada día tenía en mi cabeza; mientras caminaba buscando trabajo, mientras cocinaba, o lo que fuere que hiciera.


¿Sabían ustedes que existe una ley de atracción? También conocida como visualización creativa.

Se refiere a que todo lo que nosotros visualicemos, sera atraído. Sea bueno o malo. Y es totalmente cierto. Si tu pasas tus días de forma negativa, sintiendo negativo y pensando cosas negativas, sin duda es lo que vas a atraer. En cambio, si imaginas lo que quieres, si te visualizas exitosa y en el lugar donde añoras estar, entonces probablemente lo logres. Claro que las cosas no suceden solo porque las imagines, también debes trabajar para ello pero sin duda, si te esfuerzas y vibras de manera positiva, que llegan a tu vida es más que seguro.


Pasaron unos meses y llegó diciembre. Para ese entonces yo ya me había mudado 3 veces; primero el buen hostel que me recibió, luego una pensión de mala muerte donde pasaba mis noches aterrada por lo macabro que era ese lugar y luego, una linda casa alquilada por colombianas, donde yo rentaba una habitación y allí tenía ya una vida más normal. Y aunque todas las respuestas a los castings que hacía eran de NO, yo seguía caminando, entregando cvs, golpeando puertas y también, conociendo la ciudad.





Cosa que me aterraba de Bs.As era la magnitud de esa ciudad; como haría para movilizarme, para no perderme, para saber a donde no podía ir sola y a donde sí, cosa que estando allí fue muy fácil ya que existe BA, que es una aplicación súper práctica donde pones punto de partida y llegada y te lleva en el tipo de transporte público que elijas. Es algo parecido a Google Maps: te muestra el camino en un mapa y te indica la forma más rápida de llegar. Todo en esa ciudad está indicado y de forma clara. No hay manera de perderse.


En ese momento yo ya había iniciado el trámite de mi DNI y todo iba bien, pero no estaba satisfecha con mi vida laboral hasta el momento, entonces como ya era la época de las fiestas tradicionales, decidí volver a casa.

Pasaron 5 meses de mi primera estancia en Buenos Aires antes de regresar a Montevideo. Cinco meses de madurez, de soledad, de crecimiento personal, de horas de llorar a solas, de incertidumbre, decepción y muchas otras alegrías también…





  • Instagram Por el mundo voyages
  • Instagram Inna the explorer
  • Facebook Inna the explorer
  • Youtube Por el mundo Voyages
  • Tiktok Por el mundo Voyages
  • Tiktok Inna the explorer
  • Noir Twitter Icon

©2019 by Por el mundo Voyages in collaboration with Inna the explorer